Análisis del Informe de los 100 días – Por una ciudadana más

El día de ayer el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, nos presentó el Informe de los 100 Días desde que empezó a gobernar nuestra querida Costa Rica. Si usted no lo vió, primero que nada, espero haya sido por una situación importante que se lo haya impedido, si no, que pena por usted. (Y sí, lo estoy criticando). Pero no se preocupe porque lo puede descargar y leer en este enlace.

Mi amiga, Laura Vega, además realizó un análisis, que a pesar de ser subjetivo, me parece realmente resume lo que sucedió anoche con ese informe. Se los comparto con permiso de ella por que considero importante que reflexionemos como ciudadanos en los puntos que toca. Aquí se los dejo:

Informe de los Primeros 100 Días de Gobierno de Luis Guillermo Solís, Costa Rica

Yo nunca fui militante de ningún partido específico. En mi infancia seguía locamente a Calderón (ah, pecado) y con los años cuando ya pude votar, decidía según el candidato y lo que presentaba, no por el partido. En las elecciones pasadas no voté por el PAC, sino más bien por lo que presentó el PAC.
Viendo el informe de los 100 días me hice de mi opinión que probablemente muchos no compartan. Entendí en parte a qué se referían con el dichillo de “no es lo mismo verla venir que bailar con ella”. Yo sabía que el país estaba mal. Yo sabía que se habían robado plata unos cuantos en casos que ya habíamos conocido. Yo sabía que había instituciones medio dudosas. Pero jamás tenía idea del nivel de problema que había. La cantidad de Ministerios podridos. La cantidad de robos que no son estilo “trocha” de un evento único, sino de prácticas establecidas para que el dinero se fugue a chorros por aquí y por allá TODOS los meses. El nivel de fiesta que había en algunos lugares donde uno ni siquiera se había detenido a pensarlo.
Lo más triste de todo eso en realidad es ver la cantidad de gente a la que le importa tan poco todo. Todas esas personas que amarraron contratos de precios ridículos por años, gente que abusó de las horas extras como si no hubiera mañana, funcionarios que no dieron seguimiento a las irregularidades, aquellos que no tuvieron reparo en saquear al país de muchas formas distintas. Simplemente les vale, porque es el gobierno. Ahí circula tanta plata, que qué importa. Y detrás del montón de políticos y funcionarios a los que les vale, hay un ejército de seguidores fieles dispuestos a que les valga también.
Un informe de diagnóstico no representa soluciones, pero da una visión más clara. La verdad no peca pero incomoda. Y muchas personas de un cierto estatus, que quedaron bastante incómodas con el cambio de gobierno y la ventiladera de trapos convenientemente guardados, prefieren ver a otro lado, llamarle populismo, sacar la sorna y la burla y exigir soluciones irreales a hechos que ellos mismos provocaron o avalaron con su indiferencia y desinterés. Para algunos serán “los mismos de siempre”, pero es un hecho que el cambio de administración movió la tierra por ahí. Estas personas afectadas no tienen problema en mover lo que sea para que este gobierno encuentre todas las trabas posibles, las piedras en el zapato y las zancadillas del caso. Personas con amigos en medios, en empresas, en todas partes que no dudarán en hacerles el favorcito porque también les conviene.

Todos colaboran como hormiguitas en una iniciativa que es todo menos noble, para que en estos 4 años no pase nada y lo que pase no se sienta relevante. Para que los errores de los gobernantes se hagan focos trágicos de los acusadores. Para que al final del día sintamos que intentar cambiar no sirvió para nada y mejor volvemos a lo “malo conocido”. Esas personas confían en que Costa Rica como una horda de ganado va a seguir este caminito tan cuidadosamente trazado, no va a cuestionar, no va a reclamar, no va a pensar.
Yo no voy a defender a ojos cerrados el gobierno. Han cometido errores que me indignan muchísimo. Me parece indignante que un Presidente se deje decir que no sabe nada de un decreto que firmó. Es indignante que los temas sociales se estén quedando rezagados por quedarle bien a Dios y al Diablo. Es indignante que el partido se fraccione en medio inicio de la administración por juponada y falta de acuerdo de algunos que por más inteligentes, siguen siendo carentes de estrategia y visión y comprensión de lo que esa separación hace al oficialismo en un momento como éste. Lo del asesor y la campaña me parece molesto por rozar los límites de la ética pero al final del día no es un chorizo comprobado como tal. El día que lo sea pido cabezas como todo el mundo con gusto. Pero una cosa es reconocer los errores y otra cosa es desearlos o magnificarlos donde todavía no los hay. Una cosa es molestarse por algo mal hecho y otra es aprovechar cada oportunidad para repartir insultos, y repetir como loras que “no están haciendo nada” aunque se haga algo. Los errores se pueden enrumbar, las cochinadas no. Las contradicciones se pueden eventualmente corregir y empatar cuando las señalamos. La corrupción y el desinterés por lo que pase con el país, no.
Yo no creo que exista un gobierno potencialmente perfecto que nos tenga a todos caminando en nubes. No creo que esta administración se vaya a ir con un montón de obras inauguradas y logros coronados. Yo voté por ver limpieza y planes de acción que a futuro rindan frutos. Veo todavía esperanzas de mayor transparencia y de recuperación de fondos, veo buenas intenciones en varios frentes. Algunos dicen que se arrepienten del voto que dieron. Si volviera a tener la papeleta enfrente, yo tendría que votar exactamente igual porque yo no voté por milagros, ni por un Chuck Norris. Yo voté por el que me pareció el equipo en mejores condiciones para echarse esta bronca encima. Y analizando los competidores, sigo pensando que lo es. Para ningún partido habría sido fácil esta bronca, ni siquiera para el mismo PLN porque sus propios desaciertos les explotan en la cara eventualmente.

Todos los partidos tienen fortaleza en un área y debilidad en otras, y eso se lo hubieran cobrado y criticado tal como está pasando con el PAC. Y cualquier partido no tradicional que llegara al poder tendría que luchar con las mismas cúpulas de obstrucción empecinadas en que todo salga mal. Gente que prefiere ver al país cayéndose a pedazos sin importar los afectados, que verlo avanzar en manos de otros y perder su poder.
Entiendo por qué ciertos políticos y empresarios querrían prestarse para eso, el desprestigio, la inestabilidad, el caos. ¿Pero la gente? Hay diversidad de ideas y no todos están de acuerdo con este gobierno y lo que hace, pero ¿querer que fracase? ¿Para qué? ¿Para reírse y decir “se los dije”? Como leí por ahí, querer que el gobierno fracase es como ir subido en un bus y querer que el chofer se estrelle porque le cae mal. Incluso una persona que esté en una posición tan buena como para que una debacle de esas no le afecte directamente, tendría que ser muy mezquina para desear el fracaso sabiendo que otros sí sufrirían. Demostraría que es uno más de esos a los que nada les importa y sólo pérdidas han traído por su propio beneficio. Sería simplemente parte del problema.
Yo sólo espero que las cosas salgan bien. No para “ganar”, al final uno por andar una bandera al hombro no gana nada. Gana el país si las cosas se hacen bien. Yo todavía veo cualidades e iniciativas que se necesitan para que las cosas mejoren. No podremos saber qué tan acertadas lo serán o no, hasta que terminen los 4 años. Ahí realmente podremos juzgar qué se hizo y quiénes fueron, antes de eso sólo estamos lanzándole basura a la nada. Sigo con esperanza de avanzar.
Si usted es delos que todavía está dedicando su día a echarle basura al gobierno actual, culparlo de todo lo que pasa, pasó y pasará, celebrando los tropiezos e inventando los que no ha visto y riéndose ante la idea de “el barco hundiéndose”… analícese un poquito porque sus prioridades están por el suelo. ¿Quién es entonces el el inútil? ¿Quién no está haciendo nada? ¿Quién vive de circo y excusas? Por favor cállese de una vez y trabaje desde su lado por mejorar el país, haga lo que exige de otros. Si no le gusta lo que ve, proponga, muévase. Produzca, no destruya. – Laura Vega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s