Hacer ejercicios cuando se ODIA hacer ejercicios

Lo primero que debo admitir en este post es justamente eso: ODIO CON TODO MI SER HACER EJERCICIOS.

hate-exerciseNo los disfruto, no me interesan, me aburren, me duelen y a pesar que sí, admito que me siento mejor físicamente porque los hago, no los quiero en lo absoluto. No me gusta sudar, no me gusta que me vean hacer ejercicios, los gimnasios me dan demasiado asco, la gente que normalmente uno ve ahí, en su mayoría solo quiere que la vean como si fuese una pasarela y me incomodan. Padezco de insomnio desde niña y me cuesta montones poder dormirme y a veces tengo tantos sueños durante la noche que amanezco más cansada que cuando me acosté, por lo que levantarme temprano a hacer cualquier cosa es casi un insulto para mi.

Como ven, no soy una persona que  pueda simplemente decir “¡bueno, ahora sí a hacer ejercicios!” todos los días sin que requiera un esfuerzo sobrenatural de parte de mi misma para hacerlo.

Luego está el asunto de la nutrición, la cual sí me parece importante pero en algunos casos hasta me parece que uno debe ser esclavo de lo que come y los tiempos de comida, tengo conocidos que de verdad pareciera que su vida gira en torno a su próxima comida, al siguiente batido de proteína… y nisiquiera son cosas que a mi parecer sean ricas o que uno pueda disfrutar. Cuando digo “uno”, claramente me refiero a mi y no a las demás personas.

Yo nunca he sido de comer mucho, tampoco como comida chatarra o goloseo más que 2-3 veces al mes. Desde Abril de este año he sido monitoreada por una nutricionista cada mes y los cambios que se le hicieron a mi dieta normal fueron mínimos: más comidas durante el día (lo que me obliga a cargar una lonchera llena de cosas), porciones de los mismos alimentos que ya consumía reguladas y bajar el consumo de bebidas como te fríos, café y alcohol.

hateworkingoutAcostumbrarme a esto fue complicado, especialmente porque para mi comer no era una prioridad. Cuando me daba hambre comía cualquier cosa y ya. Además soy lo que en inglés se conoce como una “picky eater“, todo me asco, nada me gusta y elijo lo que como dependiendo de lo que se me antoje. No me gusta comer pescado, excepto si es atún o salmón fresco y los prefiero crudos, no soy muy fan de la carne roja, pero bien preparada muy de vez en cuando está bien y el pollo lo tolero…me gustan las pastas pero me canso rápido de ellas, soy selectiva con los vegetales y honestamente si uds me preguntan, perfectamente podría vivir de Froot Loops o Nestum.

Pero volviendo al asunto del ejercicio…lo odio.

Durante años subí mucho de peso: una condición médica en combinación con un trabajo de escritorio y terminar mi universidad me cobraron la módica suma de 25 kilos de sobrepeso. Nunca he sido realmente delgada, pero esto fue el colmo.

En enero 2015 finalmente me pudieron controlar mi condición médica, la cual, a pesar que hice dieta estricta recomendada por un doctor durante 2 años, impedía que pudiera bajar más de 2 kilos cada vez que lo intentaba por meses. Logré bajar 3 kilos en 2 meses solo haciendo bicicleta 30 minutos dos veces por semana (sí, es demasiado poco lo sé, pero es lo que podía hacer con mi poco tiempo disponible para esto), controlada con medicamento y siguiendo la dieta del doctor. En marzo me quitaron el medicamento, y busqué ayuda de una nutricionista, con la cual empecé en abril.

fitness-blender-frontpage-kelli-danielDesde abril y hasta agosto seguí la dieta de la nutricionista al pie de la letra, aumenté mi sesión de ejercicios de 30 minutos a poco más de una hora y combiné durante estos meses: bicicleta, pilates y yoga. Igual dos veces por semana. En este proceso de hacer ejercicio encontré a dos entrenadores en Youtube que honestamente hicieron mi tortura de hacer ejercicios más llevadera: Tiffany Roth y Fitness Blender, el segundo siendo mi indiscutible favorito. Cabe destacar que no voy al gimnasio, ni a clases, ni a nada similar. Hago ejercicios en casa donde tengo una bicicleta estacionaria, pesas de diferentes pesos, una suiza y sigo los entrenamientos en Youtube.

Durante este periodo logré bajar 8 kilos. En total he bajado 11 kilos de los 25 de sobrepeso que tenía, aumenté musculo y bajé mucho porcentaje de grasa. Notaran que desde agosto no bajo más y ese es mi problema ahora.

Desde agosto tengo más tiempo y ahora hago rutinas de ejercicio tres veces por semana: cardio, pilates y/o yoga cada uno de los tres días. Continúo con la dieta de la nutricionista, quien cada mes hace cambios. Cada mes también he cambiado la rutina de ejercicios que hago, más que nada porque puedo morir del aburrimiento si no lo hago. Desde agosto no he logrado bajar mayor cosa. Basicamente he estado estancada. La nutricionista dice que si he bajado un par de kilos, pero yo no los noto en ningún lado, mucho menos en la pesa de mi baño que tiene 2 meses de no moverse.

Un amigo hoy me sugirió que cambiara la rutina. Al explicarle que lo hacía cada mes, no supo que decirme, sugirió entonces que cambiara a otra cosa como alta intensidad/períodos cortos o crossfit o algo. Y es de esa conversación que nace este post: ¿Cómo carajos una persona que aborrece hacer ejercicio tanto como yo puede siquiera animarse, o mejor dicho convencerse de entrenar algo como Crossfit? Les recuerdo como inicié este post:

Odio hacer ejercicios. No los disfruto, no me interesan, me aburren, me duelen y a pesar que sí, admito que me siento mejor físicamente porque los hago, no los quiero en lo absoluto. No me gusta sudar, no me gusta que me vean hacer ejercicios, los gimnasios me dan demasiado asco, la gente que normalmente uno ve ahí, en su mayoría solo quiere que la vean como si fuese una pasarela y me incomodan. Padezco de insomnio desde niña y me cuesta montones poder dormirme y a veces tengo tantos sueños durante la noche que amanezco más cansada que cuando me acosté, por lo que levantarme temprano a hacer cualquier cosa es casi un insulto para mi.

Estoy abierta a sugerencias. Las cuales soy honesta, es muy probable que descarte, pero estoy dispuesta a escucharlas (leerlas) sin chistar.

Atte,

Me duelen las piernas porque ayer hice 150 squats.

Vamos, sugierannos a los que aborrecemos la actividad física y preferiríamos por mucho acostarnos a ver Netflix que hacer un power walk de una hora, ¿cómo podríamos agarrarle el gusto a este tipo de actividades?.

Anuncios

14 comentarios en “Hacer ejercicios cuando se ODIA hacer ejercicios

  1. pues creo que con lo que a odiar el ejercicio respecta es una cuestion de como tenemos programado esto en nuestras mentes, creo lo mismo con la comida, tengo amigos que no comen nada mas que pizza y picaritas, no se como hacen pero de fijo le hacen un gran daño a su salud y todo esto viene desde niños y como fueron sus padres para inculcar habitos alimenticios, Yo vengo de una casa y familia donde se hace mucho ejercicio, desde padre y madre hasta todas mis hermanas, cuñados y demas y pase por un tiempo, mas joven en el cual hacer ejercicio nunca fue prioridad aunque uno jovencito, tiene mejor y mas rapido metabolismo y entonces cualquier actividad era una quemadera de calorias. Luego mas grande, mas pequeño muchas veces fui obligado a hacer ejercicio, el cual no detestaba pero aveces preferia dormir, tenia 10 años o menos y ya yo subia el ochomogo en bicicleta. Luego ya de grande, metabolismo mas lento, fumador y que no me cuidaba con lo que comia y luego de una ruptura sentimental fuerte, me refugie en el ejercicio, Dicen que no hay mejor venganza que ponerse rico, jajajajaja, y resulto, me hice un poco vigorexico por un tiempo pero me resulto, me sentia bien y cada vez mejor, el cuerpo se beneficia y la mente tambien y de ahi que cambie como veia el ejercicio al cual ahora siempre practico, busco hacer el menor tiempo posible con el mayor impacto, correr fue la solucion, correr unos 40 minutos y luego una sesion de ejercicios en mi casa, abdominales, pesas, ejercicios mixtos etc. No soy fan del gimnasio, primero por las personas, sudor y eso y las rutinas aburridas. Tengo ya muchos años y conocimiento eso aunado a un padre ortopedista y especialista en medicina deportiva me han llevado a hacerme mis propias rutinas. El cuerpo es sumamente vago y si amas dormir peor, por eso yo utilizo las tardes, aparte de que la temperatura corporal esta en su maximo y trabajar se vuelve mas eficiente. Te digo todo esto porque creo que es una cuestion mas cerebral y pensada que otra cosa, hay gente adicta al ejercicio eso todos lo sabemos, pero puede ser fisico o quimico o ambas. Pero creo que es cuestion de decirle al cuerpo, usted no se manda, vamos y empezamos, que es lo mas dificil y luego al terminar uno se siente tan bien que borra todo pensamiento negativo. Es como dejar de fumar, es como no comerme esto o el otro, parte del mismo principio, la mente no me manda, debo romper paradigmas cerebrales que vienen desde nuestra niñez. Ejercicio no es para verse lindo, almenos no solamente para eso, el ejercicio es salud y si quiero llegar a los 70 años bien de salud, ahora debo de trabajar por eso. mis 2 colones.

  2. Hola Grace,
    Me alegra saber que empezaste a hacer ejercicio y a comer de manera saludable. Sea cuál fuere la razón, es muy bueno para la salud general del cuerpo. Yo sé que en estos trabajos de escritorio y en la industria en general hacen difícil la tarea de encontrar tiempo para hacer ejercicio, prepararse comida y meriendas saludables.

    Yo tampoco soy de hacer mucho ejercicio en gimnasios porque es algo muy rutinario y definitivamente no puedo dedicarle mas de 2 horas en un día (incluyendo desde el traslado al lugar, bañarse y devolverse a la casa). Pero descubrí muchas maneras de hacer ejercicios en casa que no genera “Plateau” que es lo que estas experimentando ahorita mismo, lo cual es un “estancamiento” en el cuerpo se acostumbro al tipo de ejercicio que ya estabas haciendo.

    Descubrí que Insanity y P90x son ejercicios que motivan a estar activo en la propia casa. P90x consta de 3 módulos donde se van rotando 12 sesiones de ejercicios que incluyen desde Cardio, Pilates, Yoga, Entrenamiento Funcional y Ejercicios con pesas. Se ocupa pesas que son muy costosas, pero que se pueden reemplazar con unas bandas elásticas que se consiguen a un precio muy cómodas en Amazon o cualquier tienda deportiva.

    Insanity es otro ejercicio muy intenso que hace que uno se sienta motivado gracias al charco de sudor que uno deja cuando termina. Este en particular involucra mucho de cardio y de movimientos de alto impacto que al principio no podía realizarlos por problemas en la rodillas pero que con el tiempo logre hacerlos gracias a las modificaciones que le hacía.

    Antes pensaba q si hacía mucho ejercicio podía comer lo que quisiera. Al principio de mis 20 esto seguía siendo cierto, pero a través de los años me fui dando cuenta que mi metabolismo se iba haciendo más perezoso y esta “verdad” se iba haciendo más lejana de lo que solía ser.

    Grandes atletas y gente muy saludable ponían posts o fotos donde decían que la alimentación era un 85% alimentación y 15% de ejercicio. Aún no podía creer que la comida realmente podía estar pasando esta factura de exceso de grasa en mi cuerpo. Así como vos también consulte a un nutricionista porque era demasiado lo que había aumentado, siguiendo mis rutinas de ejercicio.

    Seguía un poco incrédulo con los estos consejos de la nutrición. Pero fue poco mas tarde que vi una película que se llama “Fat, Sick and Nearly Dead” que puse todo en perspectiva. Realmente empece a ver la comida con una salvación a mi cuerpo. El trama de la película es de un mae poco saludable que hace un “reboot” al cuerpo con batidos de vegetales y frutas. Me sentí identificado con muchas cosas porque tenía que desayunar un cóctel de pastillas para comenzar su día, lo cual no parecía muy natural.

    El perdió como 40 kilos y siguió una dieta balanceada que permitió eliminar las pastillas por completo. Si no la has visto te la recomiendo porque motiva un montón. Está en Netflix o inclusive en Youtube. Al igual hay otras como Food Matters y Hungry for Change que hablan de la importancia de la comida.

    Espero seguir leyendo estos posts de salud y estatus de como te esta yendo en este viaje a la salud. Mucha suerte!!

    Saludos

  3. 1. La nutrición a diferencia de la medicina es muy subjetiva. Si no ve resultados con uno, puede cambiar a otro que tenga una estrategia completamente diferente al pasado.
    2. Por su trastorno de insomnio asumo que también es ansiosa, lo cual me haría pensar que produce mucho cortisol producto del estrés. Meditación ayuda mucho a controlar esta parte. Además, debe aprender a canalizar el estrés hacia el ejercicio.
    3. Probablemente usted no tiene una meta clara al hacer ejercicio. “Bajar de peso” no es suficiente. Debe establecer números. Además, en los entrenamientos debe darlo TODO, debe sentir que se odia a sí misma, durante el entrenamiento debe llegar a “the moment”, ese momento que ud dice que prefiere morirse a aguantar un momento más de eso. Es cuestión de empujar los límites. No es suficiente con hacer ejercicio y decir, “cumplí”. Hay que darlo todo.
    4. El sacrificio de levantarse temprano o de sacar el rato depende de sus objetivos. Si usted lo que quiere es el cuerpazo que nunca tuvo y desea eso con todo su ser, es muy diferente a decir, sólo quiero vivir una vida saludable. Si ud odia ser una de esas personas quienes van al gimnasio para que los admiren, ud puede ser una gordita feliz cuyo Dios no la bendijo con un metabolismo más rápido. Evidentemente ud lo hace por salud, ya que el culto a la belleza le parece superficial. Es una lástima, ya que la motivación de querer verse mejor que nunca es el combustible que muchos usamos cuando odiamos ir al gimnasio. Yo personalmente lo odio, pero sé que si no lo hago voy a perder mi progreso y deberé empezar de 0 de nuevo.
    5. Pareciera que lo que usted busca es motivación, no un secreto demasiado guardado entre los atletas y culturistas. Véase al espejo y pregúntese, para qué está haciendo todo esto? Es por salud? Es por vanidad? Qué la motiva a seguirlo haciendo, por qué no para y ya? No todos tienen la dedicación, perseverancia, genética, voluntad, para hacer de su cuerpo una escultura. Nadie se lo está pidiendo, que la sociedad lo sobrevalore no significa que ud deba hacerlo también.
    6. Leyendo su “ensayo” no puedo evitar pensar que usted es una gordita que se rehusa a aceptarse como es. Siempre van a haber gorditos, existen aquellos que prefieren evitarse el sufrimiento y entregarse al placer como todo un hedonista, y está bien! En serio, si no le encuentra el gusto es porque no es para usted.
    7. Alternativamente, puede intentar otros deportes, pero pensando que es tan quisquillosa y delicada como se escucha, usted tiene dos opciones:
    – PARA DE PONER EXCUSAS Y HACE EL ESFUERZO/VA AL GIMNASIO/SE AGUANTA LOS GÉRMENES, porque a nadie le gusta la gente que se queja.
    – Sigue quejándose y poniéndose excusas para no superarse.

    Suerte, espero que lo logre.

    • Hola!

      Todo muy bien excepto dos cosas:

      El punto tres: Como psicóloga jamás podría aconsejarle a alguien, mucho menos a mi misma, llegar a “odiarme para verme mejor”. Simplemente hay una disonancia cognitiva espantosa porque “odiarse para amarse”suena como a un experimento bastante peligroso y, me atrevo a decir contraproducente.

      El culto a la belleza me parece superficial: Sí, mucho. No soy persona con problemas de autoestima, pero tampoco me sentía feliz con obesidad, pero porque estaba afectando mi salud mucho. Porsupuesto que con una mejor figura la ropa se ve mejor, pero para mi eso es insignificante, yo solo quiero estar saludable. De nuevo, soy psicóloga y es mi responsabilidad como profesional estar ahí para otros y promocionar estilos de vida saludables que nos ayuden a “amarnos y cuidarnos a nosotros mismos” (de nuevo razón para diferir al punto 3).
      El punto 6: No sé bien de donde lo sacas, pues es claro que los esfuerzo ya realizados contradicen ese punto.

      Finalmente, gracias por dedicarse un rato a responder y enviarme buenos deseos!

  4. Hola, me puedo identificar en muchas cosas que dices, quien quiere que lo vean hacer ejercicios si cada vez que te agachas se te nota más la llantita y los de a la par parecen modelos, bueno yo también odio el gimnasio, pero de la única opcion que había antes, esa aburrida rutina que no tenía resultados nunca! Pero encontré una solución: Crossfit!!! Siii esa ruda manera de retar el cuerpo! Increíble que esa pereza, vergüenza, complejos, etc desaparecieron, la primera semana lo vas a odiar más, pero te aseguro que la segunda semana algo va a cambiar en ti, porque la magia del crossfit está en que los resultados son muy rápidos; como no? Si en una semana se hace el ejercicio que no hizo en 15 años, pero en el corto plazo de un mes ya tienes muchísima mejor condición y lo que me hace quedarme, es que nunca te vas a aburrir xq no puedes ni pensar, o respiras o cuentas las repeticiones, pero aburrirte jamás! No lo dudes, sólo hazlo! Yo tengo menos de 4 meses, ya no tengo sobrepeso y hasta musculitos me están saliendo jaja salgo motivada e impresionada de ver lo que yo creía que no podía hacer!

    • Hola Silvia,

      Que dicha que encontraste tu charquito en el crossfit. Conozco a muchas personas que lo practican y hasta compiten y también hablan maravillas.

  5. Hola Graciela,

    Cuento mi historia y la de Alejandro porque capaz y sirve para motivarte. Alejandro y yo estamos en pareja hace 4 años, y una de las cosas que en su momento “nos unió” fue lo mucho que detestábamos (con todo nuestro ser) hacer ejercicio. Yo nunca fui la más flaca y Alejandro por su lado siempre fue “el gordito”, y estábamos bien así. Una tarde fuimos a ver una competencia de Crossfit porque competía un amigo y ese día quedamos impresionados; a duras penas lográbamos alzar nuestro equipaje o las cajas de la mudanza y esta gente estaba ahí con un rendimiento físico impresionante.

    El Lunes de la siguiente semana Ale, muy tímido (como quien cuenta las cosas con pena), me dijo que había pasado por un “box” y que quería ir a probar una semana. Yo lo alenté y el se “enganchó”, lo cual me parecía muy raro porque Ale es de odiar todos los deportes que no sean fútbol y es 100% anti gimnasios. Pero para no ser mal agüero, yo lo dejé que siguiera y él feliz. Todas las mañanas se levantaba a las 6am a desayunar y poder llegar a las clases de 7am. Eso fue en Febrero 2015 y de verlo tan animado, pues yo también me animé a probar un mes después.

    A duras penas llevo una bolsa de supermercado en cada mano, definitivamente no me veía alzando barras de 10, 15, 20 o más kilos. Pero me gustaba que eran clases de 45-55 minutos y eso me “vendió”. Pero no me quedé porque me veía más delgada con el pasar de los meses, me quedé porqué me sentía mejor, más fuerte, más capaz… Pasé de sentir 10 kilos pesadísimos a sentir 20 kilos livianos. Alejandro por su parte ha perdido más de 10 kilos, juntos cambiamos la dieta y empezamos a comer mejor pero lo principal fue escucharlo decir hace una semana “Esta es la primera vez en mi vida que me siento feliz en mi propio cuerpo”. Eso sin duda, no tiene precio.

    Si bien nuestras metas y estilos siempre han sido distintas al final queríamos cambiar, en el caso de Ale sus metas se han enfocado en peso y salud y prefiere madrugar a entrenar; mientras que en mi caso ha sido ganar fuerza, y entreno de noche, después del trabajo. Iniciamos esto sabiendo que el cambio no se logra sin trabajo, ni se logra de la noche a la mañana y sabíamos que iba a requerir mucho sacrificio (en especial para una pareja que cenaba pizza todos los lunes sin falta) pero valió la pena. Tanto así que acabamos de terminar nuestro “gimnasio en casa” para los días que no podemos ir al gimnasio.

    Mi consejo: buscarse alguien para que cambie con uno. Alejandro y yo fracasamos muchísimas veces haciendo las cosas de forma individual pero al querer cambiar juntos, todo fue más fácil. A nosotros nos funcionó el Crossift, capaz lo suyo es otra cosa pero definitivamente juntos es más fácil: una pareja, un amig@, un equipo… alguien que cada tanto “nos jale las orejas”

  6. Hola Graciela, mira la motivacion tiene que venir de ti misma, nadie te puede decir que hagas una cosa por esto o por lo otro, entiendo perfectamente que no te guste mucho el ejercicio, pero yo veo un problema facil de solucionar…como no va a ser tedioso para ti hacer ejercicio si estas completamente sola?.
    Habemos algunos que nos gusta entrenar en los gimnasios y no tenemos ni compañeros ni spotters ni nada, nos gusta asi, hay otros que no lo logran.
    Para esas personas creo que seria conveniente que la actividad se vuelva un poco mas “social”, por eso me parece que el Crossfitt podria ayudarte mucho y ojo yo no lo practico (bueno si hice unas 6 clases y me gusto) pero no lo segui por que soy un lonewolf y me gusta asi.
    Pero realmente los WODs son muy divertidos y no veo que alguien se pueda aburrir en un box, siempre que fui todo era una actividad muy “social”, todos hacen lo mismo y eso como que pone a un lado la parte de la verguenza (todo el mundeo esta haciendo el papel asi que importa que lo haga yo tambien?).
    Puede ser un poco duro, pero no se puede correr sin aprender a caminar, debes empezar tranquila, aprendiendo bien los movimientos y despues veras que mejoras y mejoras.
    Ojala que encuentres eso que te motive, yo por lo pronto me voy para el gimnasio que hoy es lunes de pierna!!!!!.

    • Yo creo que también soy una “lonewolf” en lo que respecta a hacer ejercicios. Muchas veces en mi vida me he metido a gimnasios con amigos y al final la única que se quedaba por meses era yo y todos dejaban de ir. Honestamente a veces siento que lo único que sí me gusta de hacer ejercicios es ese ratito que paso completamente sola sin pensar en nada, solo oyendo música o viendo una serie.

      Gracias por tus lindas palabras Steve.

  7. La verdad también ODIO, con toda mi alma hacer ejercicio, sinceramente.
    Vi que dicen que cuando uno ve cambios se inyecta y le entra de una… llevo 4 años en esto y casi no he visto resultados. Sigo un régimen alimenticio severo, por lo mismo jaja
    Mi consejo, o más bien comentario del día es que hay gente que no nace para gastar tanto tiempo en un gimnasio. Yo prefiero quedarme por ahí durmiendo. En fin, a lo que voy es a que eso también está bien, no hay pecado en quedarse en la casa! Usted coma bien, sea saludable, haga ejercicio cuando le nazca, pero viva xD

    • Creo que lo último que mencionas es lo más importante: Viva!
      Matarse u obsesionarse con algo no es bueno, todo en exceso es malo. Hasta el ejercicio. Y pienso que la vida no es para esclavizarse ante nada, sino para disfrutarla.

  8. Hola Graciela,

    Lei tu articulo ayer, me parecio excelente!!! me siento 100% identificada. Misma historia odio el gimnasio y los deportes (nunca fui buena aunque intente todos), mis comidas son saludables pero igual empece a subir de peso descontroladamenete por la tiroides (sin yo saber) y el Dr. me dio la peor noticia del mundo: “tiene que hacer ejercicio”

    Empece con Insanity para evitar el gimnasio no me duro mucho por que no solo es una rutina durisima es muy repetitiva y me aburri en dos semanas, en ese momento me toco entrar al gimnasio pero lo hice con un entrenador personal. Al principio solo pensaba en mi billetera y como me iba a quedar en la quiebra pero luego vi que era una buena “inversion”
    Le explique a mi entrenador el primer dia mi odio hacia los gimnasios y el entendió (no me dio habladas de actitud, ni me dijo frases como “solo ud puede cambiar su pensamiento”) Me pregunto si habia algo que me gustaba hacer en especial y de ahi decidio mi rutina, la ventaja del entrenador es que:
    1- hace una rutina adecuada a uno (no se vuelve loco desde el primer dia)
    2- cambia la rutina todas las sesiones (no es aburrido)
    3- Ayuda con postura etc para no lesionarse
    4-Motiva (no que sea mi cheerleader personal pero ayuda a dar un extra)
    5- (mi preferido) por primera vez vi resultados!
    6- Escojo las horas que voy (nunca a las 6am) y el se adapta a mi horario perfecto
    Ahora sigo con el 3 veces por semana a veces 2 y los dias que no hago yoga en mi casa o algo tranquilo, siempre siguiendo con el tratamiento y nutricionista, y para mi funcionó.

    Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s